Otro

Los 15 mejores restaurantes de San Francisco

Los 15 mejores restaurantes de San Francisco


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

Con San FranciscoDebido a la belleza natural y arquitectónica, las temperaturas consistentemente moderadas y la escena culinaria inmejorable, es algo milagroso que todos en Estados Unidos no empaqueten y se dirijan en la dirección general del Área de la Bahía. El costo de vida es un centavo, claro, pero comer bien en San Francisco no significa caminar por la calle con los bolsillos vacíos doblando los jeans. Cualquiera que haya dado un paseo por la Misión, donde un burrito estilo Mission de $ 8 o una panceta de cerdo estofada a $ 10 en Misión chino puede cambiar tu vida, sabe hasta dónde pueden llegar unos pocos dólares.

También existen los tipos de fusión culinaria de clase mundial y experiencias gastronómicas de alto nivel que esperaría en una ciudad históricamente excelente que consiguió la impresionante cantidad de 10 restaurantes en nuestro 101 mejores restaurantes en Estados Unidos lista. Entonces, dado que San Francisco es líder en tendencias culinarias y hogar de algunos de los mejores chefs y restaurantes del país, reducir nuestra lista a 15 lugares no fue una tarea fácil.

Los 15 mejores restaurantes de San Francisco (presentación de diapositivas)

Uno de los lugares de nacimiento de los movimientos orgánicos y locavore en Estados Unidos, San Francisco cuenta con muchos lugares para cenar excelentes para las personas que les gusta saber dónde exactamente, de donde viene su comida. Esto incluye todo, desde el pionero de Berkeley Chez Panisse y Market Street Café Zuni, que llevan más de 40 años trayendo comidas frescas de origen local al área metropolitana de la bahía, a puntos calientes más nuevos de origen local como Mesa rica y Coi.

San Francisco, con su gran población china, filipina y vietnamita, también se ubica como uno de los mejores lugares del país para comer comida de influencia asiática, como lo demuestran lugares como el mencionado Mission Chinese, Benu, Michael Mina, y Yank Sing.

Y si buscas sofisticación e invención sin demasiada pretensión, es difícil superar el lugar de fusión nominado al premio James Beard. Bar Tartine y ganador del premio James Beard Disposiciones sobre aves estatales, donde fríen una maldita codorniz.

Encontrará de todo, desde productos asequibles de Mission Street hasta lugares más elegantes del distrito financiero en nuestra lista de los 15 mejores restaurantes de San Francisco, lo que refuerza lo que sabemos desde hace algún tiempo: el Área de la Bahía es uno de los mejores lugares para comer amante en los Estados Unidos.

15. Tabla rica

Mesa rica es prácticamente todo lo que podrías desear de un excelente lugar para comer en California. ¿Gran selección de vinos? Cheque. ¿Queso? Cheque. ¿Ingredientes locales con elementos asiáticos, italianos y de mariscos? Verificar, verificar y verificar. La experiencia gastronómica sin pretensiones ofrecida por los chefs veteranos de Nueva York y San Francisco, Evan y Sarah Rich, se centra en la frescura, con sabores de origen local que dan como resultado platos como ñoquis con guanciale, treviso y limón Meyer; y espárragos con queso fresco, durazno y nuez. Inaugurada en 2012, Rich Table ha encontrado una gran base de fanáticos rápidamente, incluida la gente de The James Beard Foundation, que les otorgó una medalla al Mejor Restaurante Nuevo en 2013.

14. Nopa

Huey Lewis cantó una vez "es moderno para ser cuadrado". Pero a veces, es moderno estar a la moda, como le dirá cualquiera que alguna vez haya probado la comida casera artística al estilo californiano en Nopa. La cocina "rústica urbana" del favorito del vecindario de Panhandle satisfará a los niños geniales que buscan experimentar con platos como una cena de queso de cabra caliente con pera asiática, caqui fuyu y crostini, o cualquiera que quiera jugar a lo seguro con una hamburguesa (alimentados con pasto, por supuesto - esto es San Francisco, después de todo), o una chuleta de cerdo a la parrilla con coles de Bruselas. Cenar en nopa tampoco es un esfuerzo especialmente arriesgado: casi todo en el menú tiene un precio de $ 25 o menos.

Haga clic aquí para ver el resto de los 15 mejores restaurantes de San Francisco.


Los mejores lugares para comer barato en San Francisco

Desde barras de queso artesanales hasta tacos sencillos y todo lo demás, estos lugares sirven algunas de las mejores comidas por menos de $ 15 en San Francisco.

Relacionado con:

Foto de: © Kassie Borreson | kassieborreson.com

The Hot Wes en WesBurger 'n More

Hay muchas hamburguesas buenas en la ciudad, pero puedes comprar una realmente excelente por 12 dólares en este lugar retro de moda. Inspirado en una hamburguesa favorita de comida rápida, el propietario Wes Rowe creó The Hot Wes al apilar una combinación mágica de aros de cebolla crujientes y jalape y ntildeos picantes en escabeche en una hamburguesa de seis onzas cubierta con queso pegajoso. Pídalo a la hora del almuerzo para obtener este bono dorado: una porción colmada de papas fritas servidas a un lado.

Medio pollo asado en RT Rotisserie

Justo a la vuelta de la esquina de Rich Table, galardonado con una estrella Michelin, se encuentra RT Rotisserie. Es un lugar informal que ofrece pollo rostizado y costillas con una variedad de salsas, perfecto para cenar al estilo familiar. Un medio pollo ($ 10) es mucho para compartir, así que agregue una guarnición o dos, como su ensalada de repollo rallado y almendras por $ 5 o César de coles de Bruselas ($ 6). Si no está de humor para compartir, el sándwich de pollo rostizado ($ 12) o el sándwich de panceta de cerdo ($ 14), ambos servidos en panecillos ciabatta, con alioli de ajo y cebollas en escabeche, trascienden la comida del deli estándar.

Tabla de desayuno en Le Marais

La panadería y cafetería francesa Le Marais es el lugar perfecto para los indecisos, ya que ofrece opciones tanto dulces como saladas. La tabla de desayuno en particular le permite mezclar y combinar, eligiendo cinco artículos por $ 15. Vaya dulce con granola casera, avena cortada en acero o un panecillo o bollo y elija productos salados como salmón ahumado o trucha, huevos, jamón serrano o queso de cabra. También puede hacer un tazón con cinco opciones por $ 12, como yogur, avena, granola o quinua en capas con su elección de fruta de temporada, una variedad de nueces, jarabe de arce y más.

Panqueques de soufflé en Derm

El souffl y los panqueques eacute que desafían la gravedad que se sirven para el desayuno y el brunch en el restaurante tailandés Derm requieren paciencia. Es posible que tarden unos 30 minutos en llegar a su mesa, pero tenga la seguridad de que estarán listos para Instagram cuando lo hagan. Por $ 13, puede participar personalmente en el fenómeno de los panqueques al estilo japonés que actualmente domina las redes sociales. Los panqueques se sirven con salsa de fresa casera y bayas mixtas o con plátanos, nueces y salsa de vainilla y caramelo.

Super Kati Roll en Kasa

Una vez que un camión de comida, Kasa ahora tiene dos restaurantes tradicionales que sirven una variedad de rollos de kati exclusivos a un precio de $ 7 o menos y rollos de súper kati del tamaño de una comida que cuestan alrededor de $ 11. Una envoltura de trigo se rellena al estilo de un burrito con su elección de rellenos de pollo o vegetales, salsa picante, cebollas y arroz basmati, luego se cubre con raita de pepino enfriado.

Tazón de hummus Sabich en Oren's Hummus

San Francisco es el hogar de emprendedores de todo el mundo, algunos de ellos añoran su cocina nativa, que inspiró Oren & rsquos Hummus. El restaurante sirve los sabores de Israel, ajustados para una sensibilidad californiana. El tazón de hummus sabich ($ 13) encabeza el hummus característico con ingredientes cortados en cubitos que se encuentran en un sándwich sabich, a saber, berenjena frita, papa, huevo duro, pepino, tomate y pepinillos picados, así como salsa amba y hierbas frescas. Esta mezcla de sabores cremosos y crujientes se sirve con dos panes de pita esponjosos para mojar.

Niku Udon en Udon Time

En Udon Time, siga el nombre y usted y rsquoll sorben los resbaladizos fideos udon caseros. El tazón exclusivo de $ 14 tiene cebollas dulces, jengibre, cebolla verde y plato de wagyu o una mezcla de cerdo tradicional de Berkshire de The Butcher Shop by Niku Steakhouse, al lado. Se trata de un delicioso plato de fideos nadando en un caldo salado, dulce y ligero. Para hacerlo aún más rico, agregue un huevo por $ 1.

Pollo Okayu en Stonemill Matcha

Stonemill Matcha es un café y café japonés siempre lleno que se especializa en té verde de alta calidad. El pollo Okayu de $ 14 suena como un plato humilde y papilla de arroz mdash con huevo, champiñones, cebolla verde y las algas marinas japonesas nori y wakame, junto con condimento togarashi picante y mdash, pero la papilla es cremosa, sabrosa, reconfortante y de alguna manera saludable al mismo tiempo. Si desea sentirse más indulgente, el sándwich tonkotsu de cerdo frito con ensalada de repollo sobre pan blanco japonés esponjoso es otro ganador que no le hará perder el dinero.

Salsa francesa localmente famosa de Clare en Turner's Kitchen

Esta pequeña tienda de sándwiches causa una gran impresión con sus sándwiches gourmet elaborados con pan recién horneado y con un precio de $ 10 o menos. Uno de los más destacados es el dip francés (llamado así por el dueño anterior de la tienda, Clare) amontonado con rebanadas finas como el papel de rosbif cubierto con una capa pegajosa de queso gruyere derretido. Este aturdidor ideal para compartir es tan pesado que se corta en tres pedazos en lugar de dos. Además del lado habitual de au jus caliente para mojar, el sándwich también viene con una salsa cremosa y fría de rábano picante.

Arepas en Pica Pica

En el borde de la Misión, usted y rsquoll encontrarán este restaurante completamente libre de gluten que ofrece comida tradicional venezolana. Las arepas con un precio de $ 11 son panes de bolsillo a base de maíz que se abren y se rellenan hasta rebosar de rellenos como pollo crujiente con mojo picante en escabeche, lechuga, jícama, tomate, alioli y guasacaca (una salsa de aguacate) o asado de ternera ennegrecido con plátanos dulces. y queso fresco.

Dim Sum en Dim Sum Club

Nos encanta el dim sum, pero la configuración de mezclar y combinar suele ser la mejor para grupos más grandes. Además, muchos lugares dejan de servirlo a última hora de la tarde. No es el club Dim Sum. Aquí puede pedir un plato de dim sum para la cena por solo $ 12 y obtener dos albóndigas de camarones, dos albóndigas de cerdo y camarones, un bollo de cerdo asado al vapor, un rollo de huevo y, de postre, dos bolas de sésamo con pasta de loto.

Sándwich de camote blanco asado en Souvla

Los sándwiches y ensaladas de pita de inspiración griega en Souvla son tan grandes que probablemente sean suficientes para varias comidas. El sándwich de paleta de cerdo o la versión vegetariana inventiva, con camote blanco asado, viene con yogur de ajo, aceitunas Kalamata picadas, nueces tostadas, cebolla morada en escabeche, brotes de guisantes y queso Mizithra, ambos a solo $ 12.

Masala Omelette Frittata en Rooh

Rooh es uno de los restaurantes indios más elegantes y refinados de San Francisco, pero el brunch sigue siendo una ganga con varios platos por menos de $ 15. La masala frittata ($ 14) es un platillo de orden obligada, condimentado con tomate, cebolla, chile y un chorrito de aceite de cilantro. Otro plato impresionante es la tostada de aguacate. Comienza con pan indio llamado taftan y se cubre con hummus edamame, burrata, rodajas de aguacate y especias masala.

Ensalada del mercado de agricultores en Roam Artisan Burgers

Roam es conocido por las hamburguesas (diablos, it & rsquos en su nombre). Pero el verdadero negocio en el menú es la enorme, abundante y cambiante ensalada del mercado de agricultores. La versión de otoño, por ejemplo, comienza con una base de verduras mixtas, luego agrega zanahorias arco iris, rábanos de desayuno francés, rábanos de sandía, cebolletas, semillas de granada, caquis, semillas de calabaza, aguacate, gouda de cabra y una selección de aderezos. Por un recargo de $ 6, cúbralo con una brocheta de mini hamburguesas.

Rollo de fideos de cerdo a la barbacoa en Sam Wo's

Sam Wo & rsquos es una institución chino-estadounidense de San Francisco que existe desde poco después del terremoto de 1906. El rollo de fideos ($ 5) está relleno de verduras crujientes y dulces rebanadas de cerdo a la barbacoa, y se complementa con un plato de mostaza china picante y picante. Puede combinarlo con arroz frito ($ 8.25) o chow fun fideos ($ 8.50) y aún así mantenerse por debajo del presupuesto.

Macarrones con queso de Mission Cheese

Este café pone el queso americano al frente y al centro con opciones de menú que incluyen vuelos de queso, raclette y sándwiches centrados en queso. Sin embargo, el macarrones con queso es donde está y rsquos. La cocina de Mission Cheese & rsquos amplifica la riqueza al incorporar dos tipos de quesos (cheddar encuadernado en tela y leche de vaca y rsquos con corteza lavada) y luego cubrir la pasta con una capa crujiente de pan rallado. Servido en una sartén en miniatura bien caliente y con un precio de $ 10.50, este mac es un excelente plato para compartir, aunque no lo culpamos por querer este plato cremoso para usted.

Pizza en All Good Pizza

Sentarse en una mesa de picnic en un día soleado en un oasis urbano compartiendo una pizza y una ensalada es lo mejor que se puede hacer después de un día en el campo. Disfrutar de esa experiencia a bajo precio lo hace aún más dulce. All Good Pizza hornea 10 pizzas diferentes de masa fina al estilo napolitano en un horno de ladrillos y las sirve en una cervecería al aire libre de 7,000 pies cuadrados en el distrito de Bayview. Los precios superan los $ 15 por una pizza entera de seis rebanadas de 12 pulgadas, pero la clásica Margherita con salsa de tomate casera orgánica, fior di latte mozzarella y albahaca fresca cuesta solo $ 12.

Momos en Red Chilli

Una caminata por la ciudad y la sección de solomillo arenoso de rsquos conduce a una sabrosa recompensa: auténtica comida nepalí. Opte por el momo exclusivo de Red Chilli & rsquos y usted & rsquoll obtendrá 10 albóndigas rellenas por $ 10 o menos, dependiendo del relleno que contenga. Rebosantes de pollo picado o verduras frescas, estas maravillas envueltas en masa se sazonan brillantemente con jengibre, cilantro y cebollas rojas. Para darle un toque adicional de sabor, sumérgelos en el achar que los acompaña: una salsa para mojar hecha con chiles, tomates y semillas de sésamo.

Panuchos de Taqueria Los Mayas

Claro, este lugar se anuncia como una taquería, pero le sugerimos que se salte la selección obvia de tacos. En su lugar, pida un panucho o dos. Un manjar de Yucatán, México, este elemento del menú que debes probar comienza con una tortilla frita que se corta en rodajas y se rellena con una pasta de frijoles negros. Cada panucho se puede personalizar con su elección de proteína, que se amontona al estilo de una tostada en el disco crujiente de masa, luego se corona con lechuga, repollo, aguacate y cebolla morada en escabeche. Para un verdadero sabor de Yucatán, opte por el poc chuc o la cochinita pibil, ambas especialidades de cerdo de la región. Dos panuchos a $ 4.75 cada uno son una comida abundante que va bien con la billetera. Ah, y no duermas con las patatas fritas y tres tipos de salsa casera que se sirven a un lado.

Hamburguesa de mariscos en Basa Seafood Express

Ábrase paso entre el pescado fresco, el sushi y los pinchos que se venden en este popular mercado y usted y su pareja se encontrarán cara a cara con un cazador de gangas y una gran cantidad de hamburguesas de mariscos hechas a pedido en el mostrador trasero. Cada hamburguesa se elabora con un panecillo de semillas de sésamo que se unta con salsa tártara de la casa y luego se rellena con su elección de pescado frito, camarones, ostras o cangrejo de caparazón blando. Un trío de acompañamientos típicos de hamburguesas y verduras mixtas mdash, tomate y cebolla roja y mdashcome apilados encima. El ambiente es básico, con luces fluorescentes y enormes menús de pared en lugar de decoraciones, pero los sándwiches son una ganga por alrededor de $ 8 cada uno.

Po'boy griego en Noosh

Este restaurante mediterráneo ofrece una variedad de kebabs, panes planos turcos y mezze. El po & rsquoboy griego de $ 14 es una combinación genial de calamares fritos crujientes sin grasa, una salsa tzatziki cremosa y ahumada y rúcula en un pan de pita tierno y gordito. Si bien la mayoría de los platos son buenos para compartir, el sándwich es una buena comida para uno.

Sopa de tomate y queso a la parrilla en Eat Americana

Este lugar discreto va más allá de la comida básica al subir la apuesta por los clásicos estadounidenses. Un combo satisfactorio que no saboteará su presupuesto es el sándwich de queso a la parrilla combinado con sopa de tomate por $ 10. Usted ganó & rsquot encontrar pequeñas rebanadas de pan blanco aquí. En cambio, la cocina de Eat Americana & rsquos construye su sándwich sobre tostadas gruesas de Texas que & rsquos en capas con tres quesos diferentes, luego se asa a la plancha hasta que estén doradas. En cuanto a la sopa, es tan densa que es más una salsa que se adhiere a su sándwich. La nostalgia nunca supo tan rica (pero costaba tan poco).

Empanadas en Chalos

A pocas cuadras del mar, Chalos es un café luminoso y playero con más de una docena de tipos de empanadas. A apenas $ 4 cada uno, estos crujientes pasteles argentinos prácticamente exigen una degustación completa. Los rellenos incluyen pollo, jamón y queso, tres quesos y espinacas y champiñones. Preparado a pedido y servido caliente, el clásico & ldquocarne & rdquo con ternera y huevo duro es muy recomendable, al igual que las espinacas y la crema.

Pescado frito de Auntie April's

Auntie April & rsquos se ha convertido en una especie de lugar de reunión de la comunidad, ya que los lugareños se agolpan para probar el restaurante y la comida reconfortante al estilo sureño de rsquos. La siempre popular opción de pollo y waffles se sirve todo el día, pero los que saben buscan el pescado frito. Perfectamente condimentado y siempre fresco, parece una ganga a $ 10. Además de la salsa tártara cremosa, cada pedido se acompaña de papas fritas o sémola.

Tomate y huevos en Breadbelly

Los huevos revueltos con tomates terminaron en el menú de Breadbelly porque es una receta familiar favorita de uno de los dueños de cafés y rsquos, y casualmente la primera receta que aprendió a cocinar. Un plato chino clásico, perfumado con jengibre, equilibra los sabores dulce, salado y umami. Los jugosos tomates y los huevos blandos se combinan con gruesas rebanadas de pan tostado con leche. Breadbelly & rsquos twist on the dish ($ 12.50) es la adición de frijoles negros fermentados chinos y una cobertura de hierbas frescas, que hacen que el plato sea aún más atractivo.

Panqueques rellenos en House of Pancakes

Este pequeño restaurante se especializa en fideos, albóndigas y panqueques chinos hechos a mano. Masticables y crujientes, los panqueques vienen rellenos de carne de res, cordero o una combinación de cebolla y huevo. Algunos se enrollan y otros se apilan, pero todos cuestan alrededor de $ 7. Solo se paga en efectivo, pero teniendo en cuenta lo barato que es, eso no debería ser un problema.

Bolas de masa hervida en Pushkin

Únase a la línea entre las 11 a.m. y las 2 p.m. de lunes a viernes, junto con los europeos del este que anhelan el sabor de su hogar. Escondido debajo del nivel de la calle en el centro de un patio de comidas internacional, Pushkin sirve especialidades ucranianas hechas desde cero con recetas familiares. Pruebe cuencos de pelmeni ($ 7) en un rico caldo de pollo, salteados y vareniki de papa y champiñones cubiertos con cebollas fritas, pirojki ($ 4) y borscht rojo de remolacha ($ 6) con tiernos trozos de carne de res y papa. Los pelmeni y pirojki rellenos de carne son los más populares, pero también hay disponible una amplia variedad de otros rellenos creativos y de temporada.

Buffalo Chili en Tommy's Joynt

El hofbrau es la versión de San Francisco & rsquos de la cafetería para tomar una bandeja, excepto con un bar y una estación de carving. El fenómeno se experimenta mejor en Tommy & rsquos, donde encontrará especialidades diarias como pollo asado, pierna de cordero estofada, carne en conserva o cerdo desmenuzado, todo por menos de $ 12. Nuestra elección es el chile de búfalo servido sobre arroz por solo $ 8.25, con un panecillo de masa fermentada fresca y mantequilla a un lado.

Ensalada de flor de plátano en Mau

En este elegante y moderno lugar vietnamita en la Misión, usted y rsquoll encontrarán muchas gangas. Las ensaladas entr & eacutee-style cuestan menos de $ 12 y los tazones de fideos fideos menos de $ 15 cada uno con vibrantes hierbas frescas y cubiertos con camarones a la parrilla, cerdo, ternera o tofu. La brillante ensalada de flor de plátano ($ 11.50) tiene tiernas flores de plátano en rodajas, panceta de cerdo, camarones, cebolla y crujiente ajo frito, chalotes y maní.

Taco Trio en Pancho Villa

Cada san franciscano tiene una taquería favorita, pero Pancho Villa es un clásico con muchas opciones de ganga. El trío de tacos cuesta solo $ 7 y viene con una guarnición de papas fritas frescas y salsa. Hay 12 rellenos diferentes, que incluyen pollo picante, carne asada, lengua, chorizo ​​y chile verde de cerdo. Optamos por las fajitas de bistec, cocinadas a pedido con abundantes pimientos frescos y cebollas.

Tortilla de tres huevos en Brenda's French Soul Food

Brenda & rsquos es uno de esos lugares con una línea siempre presente, pero diríjase allí temprano durante la semana y es posible que no espere demasiado. La tortilla de tres huevos cuesta $ 10, lo que significa que puede agregar un relleno de queso y aún estar por debajo del presupuesto. Lo mejor de todo es que el desayuno incluye una galleta de crema grande y mantecosa junto con picadillo de papa o sémola de maíz.

Classica Piadina en The Italian Homemade Company

La empresa italiana casera& rsquos cuatro lugares son un testimonio de la popularidad de la cocina de Emilia-Romagna. Además de su pasta casera, ofrecen dos sándwiches de autor, piadina y cassone. Piadina es un sándwich de pan plano relleno y doblado, cocinado en una plancha. El relleno clásico es prosciutto, rúcula y queso stracchino derretido. A la derecha alrededor de $ 12, es un almuerzo o cena abundante.

Pierna de pato estofada y sopa de fideos con huevo Wonton en Hai Ky Mi Gia

Ubicado en Little Saigon, Hai Ky Mi Gia es un restaurante de inmigrantes chinos de Vietnam, que preparan platos de Teochew y del sudeste asiático, y en particular sopas de fideos abundantes, asequibles y relajantes. El favorito de los fanáticos es la sopa de pierna de pato estofada con wonton y fideos de huevo. Es lo más caro del menú, pero todavía cuesta menos de $ 11.

Plátanos fritos y huevos en Doña Mago

Reponga energías para el día con un desayuno que va más allá de los huevos básicos en este restaurante mexicano de gestión familiar en las afueras del distrito de Mission. Este lugar sirve abundantes platos de comida inspirados en la cocina de la Ciudad de México para cada comida, pero las abundantes entradas para el desayuno (que cuestan alrededor de $ 10) han demostrado ser particularmente populares. Elija entre huevos rancheros, chilaquiles o huevos servidos con nopales, plátanos fritos, chorizo, jamón o salchichas. ¡Pero espera, hay & rsquos más! No importa qué plato de desayuno pida, arroz, frijoles, tortillas frescas y salsa completan el plato.


1. Cioppino de Lazy Man en el restaurante Scoma

Una vez que una cafetería Pier 47 atendía a los trabajadores de Wharf, en sus 55 años en el negocio, Scoma's se ha transformado en uno de los mejores restaurantes clásicos de la ciudad, con un menú de favoritos confiables hechos con mariscos locales recién capturados. Su cioppino de "hombre perezoso" comienza con el caldo de receta familiar de Al y Joe Scoma, una base de tomate repleta de cangrejo, camarones, vieiras, almejas, mejillones, pescado de temporada y calamares; tanto, de hecho, que apenas es sopa .


36 deliciosos restaurantes con estrella Michelin en San Francisco

Octubre de 2019: Este verano, Michelin lanzó su primera guía de California de los mejores restaurantes del estado. La nueva guía agregó joyas de Los Ángeles, San Diego, Sacramento y otros lugares, pero con 61 restaurantes con estrellas, el Área de la Bahía sigue siendo la capital indiscutible de la alta cocina de América del Norte. En su mayor parte, la lista de San Francisco sigue siendo fiel a la publicada a principios de año, con algunas excepciones notables: el regreso de Campton Place de una estrella a dos estrellas, el derribo de Saison de tres estrellas a dos, y la incorporación de Sorrel, recién llegado a Presidio Heights, a una concurrida categoría de una estrella.

Una de las capitales culinarias de los EE. UU., San Francisco no tiene escasez de espectaculares restaurantes con estrellas Michelin. Seamos realistas, hacer una selección de restaurantes para la noche promedio de un jueves puede ser difícil, y mucho menos elegir un lugar para celebrar una ocasión especial. Ingrese a Michelin, los expertos en viajes de fabricación de neumáticos que comenzaron a destacar lo mejor de lo mejor en todo el mundo en la década de 1930. Desde que incluyeron a San Francisco en sus clasificaciones por primera vez en 2007, los restaurantes del Área de la Bahía han ganado más premios de tres estrellas que incluso Nueva York. Entre la lista de restaurantes & rsquos de 2019 que han ganado una o más estrellas Michelin se encuentran los lugares modernos de Estados Unidos y California, así como los mejores restaurantes japoneses, franceses e italianos de San Francisco & rsquos. Es una destilación de 36 restaurantes de la ciudad y las ofertas más atractivas y lo que sea que te apetezca, Michelin seguramente no te desviará.

RECOMENDADO: Guía completa de los mejores restaurantes de San Francisco


Si los españoles nunca hubieran cedido el control de California, más bares en Polk Street podrían parecerse a El Lopo, que imagina una historia alternativa de comida y bebida californiana con influencias españolas. Vaya aquí para disfrutar de bocadillos de bar al estilo español como tortillas españolas, gazpacho de fresa temprano y una empanada abundante al estilo gallego, con jamón ahumado, huevo y romesco de pistacho. Para beber, hay mucho vermú, jerez y una generosa selección de vinos, que los clientes pueden tomar de un porrón, una especie de bong de vino español.

Paella colmada y tortillas españolas son algunos de los aspectos más destacados en este reemplazo de otro popular restaurante español, el difunto Zarzuela. El chef / propietario Michael Pawlik, ex chef ejecutivo en la cercana Frascati, le dijo a Eater que "quiere mantener el tema español pero ampliarlo regionalmente" en Abrazo.


Golden Gate Grub: Qué comer en San Francisco

Ya sea que esté deseando un dim sum de un dólar o la mejor experiencia con estrella Michelin, aquí están los restaurantes que debe probar en San Francisco.

Tour gastronómico para recién llegados de San Francisco

San Francisco ha sido un destino gastronómico desde la fiebre del oro, cuando los buscadores gastaban su dinero en Hangtown Fry, una deliciosa tortilla con ostras y tocino. Hoy en día, la variedad de cocinas y los productos excepcionales disponibles durante todo el año (gracias al clima y el terreno favorables) lo convierten en un refugio para chefs y comensales por igual.

Fábrica de Tartine

Hacer cola en Tartine Bakery ha sido durante mucho tiempo un rito de iniciación en el Área de la Bahía, pero el rumor se ha trasladado recientemente a la última empresa del equipo de Tartine, Tartine Manufactory. El espacio cavernoso de la Misión se divide en una cafetería, una heladería, llamada Tartine Cookies and Cream, una panadería y un restaurante. Es luminoso y moderno, con madera natural y linternas de papel japonesas para suavizar el espacio. Hay pasteles, gofres de lieja, ensaladas y sándwiches durante el día, y un restaurante de servicio completo por la noche. El servicio de pan es prácticamente obligatorio e incluye opciones como Smørrebrød con 'nduja y cebollino, stracciatella bottarga o erizo de mar y mostaza.

Club de yates de Liholiho

Aún siendo una reserva difícil de conseguir, Liholiho Yacht Club es la versión de San Francisco del paraíso hawaiano. Es comida para el alma, que utiliza ingredientes locales a través de las islas hawaianas y, de alguna manera, simplemente funciona. El espacio zumba alrededor de su cocina abierta y es atendido por meseros que parecen genuinamente felices. La comida se divide en platos pequeños y platos grandes para compartir. Los sabores asiáticos cantan en platos como los calamares marinados, con callos crujientes, repollo y maní, y panceta de cerdo dos veces cocida con piña, albahaca tailandesa e hinojo. El postre estrella es la versión con infusión de piña de la cocina de Baked Alaska. No son unas vacaciones en la isla, pero podría ser la mejor opción.

San Francisco ha sido bendecido con seis restaurantes de tres estrellas Michelin, y aunque cada uno es único, Benu es quizás el más inusual. Aunque el chef Corey Lee vino de The French Laundry y está bien versado en técnicas francesas, se basa en influencias más allá de la fusión típica con la cocina japonesa moderna. Platos como el foie gras Xiao Long Bao y el erizo de mar marinado en salsa de cangrejo fermentado muestran la voluntad de adaptar los platos e ingredientes tradicionales asiáticos de formas nuevas y frescas. El menú de precio fijo es caro, pero la comida es divina.

Souvla

Crema Bi-Rite

El helado ha tomado San Francisco por asalto. Las filas son un hecho y todos tienen un lugar que frecuentan con lealtad. Sin embargo, Bi-Rite puede trascender toda competencia y ha convertido su concurrida cuadra en la Misión en un destino culinario. Deléitese con una bola, un sándwich de helado, una paleta helada o un helado exclusivo como el Dainty Gentleman, con helado de miel y lavanda, chocolate caliente, aceite de oliva de naranja sanguina y sal marina. Dos sabores de servicio suave rotan diariamente. Pero la primicia que hizo famosa a la tienda es el caramelo salado y sigue siendo su éxito de ventas.

Brasserie Bluestem

B. Pastelería

Inaugurada por Belinda Leong, una chef pastelera con chuletas de alta cocina, esta elegante panadería sirve excelentes postres, pasteles, panes, quiches y viennoiserie especialidades como el dulce, salado y mantecoso kouign amann y bostock. La tarta de manzana de 10 horas es un favorito de los fanáticos y un elemento básico del menú. Está hecho con manzanas Fuji que se cocinan a fuego lento y lento durante aproximadamente 10 horas y se combinan con manzanas Granny Smith frescas para darle un toque ácido y crujiente. Se termina con un streusel de almendras.

Kin Khao

Un favorito entre chefs y amantes de la comida por igual, este lugar tailandés contemporáneo consolida el menú típico de los clásicos tailandeses. Cada uno de los platos cuidadosamente elaborados cuenta con una mermelada de chile, pasta de curry o salsa única y casera. Los artículos que debe probar incluyen el curry verde con conejo de Khun Yai, con una base de pasta de curry verde, lomo de conejo ligeramente estofado, montura y albóndigas, berenjenas de manzana tailandesas, albahaca tailandesa y chile de ojo de pájaro, y ensalada Yum Yai, una mezcla de crudo , verduras de temporada cocidas y rebozadas con aderezo de mermelada de chile no tan picante.

El molino

The Mill una vez causó sensación por ofrecer un brindis de $ 4. Hoy gastará hasta $ 7 en una tostada de centeno de montaña oscura cubierta con queso crema, pesto, piñones, sal y pimienta. Las multitudes se forman para la noche de pizza los lunes, cuando muchos restaurantes están cerrados. The Mill, una panadería donde realmente muelen su propio grano, hace solo un tipo de pizza vegetariana cada noche (excepto los martes) y se sirve por rebanada o pastel de 6 a 9 p.m. Las ingeniosas combinaciones de aderezos anteriores han incluido calabaza butternut, semilla de nigella y chalotes glaseados, o papa bola de mantequilla, fontina, acelga arcoíris y hierbas fritas. La corteza está hecha de la masa de pan de su país, por lo que es más satisfactoriamente masticable que crujiente.

Siglo 20

Copita

Nopalito

San Francisco es conocido por las taquerías y los burritos envueltos en papel de aluminio, pero el Nopalito va más allá de la tarifa estándar utilizando ingredientes orgánicos frescos en platos como empanadas, enchiladas y guisos. Los sabores son ricos y satisfactorios, y el entorno es fácil e informal. Las sopas son particularmente hogareñas, especialmente el pozole rojo. Está hecho de paleta de cerdo, maíz, chile ancho y repollo, con aderezos de rábano, lima, cebolla, orégano y totopos.

Omakase

San Francisco está experimentando un auge en la comida japonesa, y los comensales tienen innumerables opciones, que incluyen tiendas de ramen sin reserva, con filas en la puerta, y exquisitos restaurantes de kaiseki y sushi, con menús que cuestan cientos de dólares. Omakase encaja en la última categoría. Con solo 14 asientos, principalmente en el bar, el minúsculo restaurante prepara sushi de precio fijo con evidente habilidad. Los huéspedes pasan varias horas en un viaje culinario degustando sushi preparado bajo la guía del chef ejecutivo Jackson Yu, quien ha estado preparando sushi tradicional durante casi dos décadas. Importa pescado del mercado de pescado de Tsukiji dos veces por semana y adquiere ofertas inusuales, como el pez dragón, que son únicas en la zona.


10 restaurantes de San Francisco que nunca deberían haber estado cerrados

La olla de hierro en Montgomery.
Enormes ollas de delicioso minestrone y pan de masa fermentada caliente.
Deliciosos ravioles y un Baby Steak seguidos de helado Spamoni de postre. Delicioso.

Echo de menos esos lugares italianos de estilo familiar, donde una familia de clase trabajadora podía sentarse a un mantel de tela y pedir una botella de vino y una cena con salsas que se habían estado cocinando durante días sin gastar un brazo y una pierna. La industria de las Dotcom está acabando con esos lugares.

ROTURA. Capp & # 8217s Corner, Gold Spike, San Remo, Green Valley (¡aunque Mark Sodini está haciendo un gran trabajo con esa ubicación! No es un estilo familiar, sino comida deliciosa, excelente personal y una especie de vieja escuela)

En Mission, había Bruno & # 8221s y Cigar Box, ambos en Mission Street. Trampa para moscas de comida italiana en Sutter, Great Italian Italian y Iron Pot en Montgomery, también italiano

¿Alguien recuerda Luchina & # 8217s, ese pequeño gran restaurante ruso en Clement Street en los & # 821760s?

Miniature Delicatessen, on Clement and 6th. Another Russian place was Cinderella Bakery on Balboa and 6th. On Clement it was one block east of King Normans Kingdom of Toys…..
Roseitta Chocolate also a block away on Clement.

Went there often in the Sixties. Russian language was my minor at SF State, and the staff was kind enough to put up with my attempts to impress my dates when ordering.

Getting older is bringing back great memories of growing up in the city in the 50’s and 60’s. I use to hang out at Happy Boy’s Drive in that had a burger that had 3 pieces of bread like the Big Mac, years before the Big Mac. They were next door to Becks Motor Lodge. A restaurant our family would go on special occasions was Joe Ferreras Troc, on Geary, at Arguello next door to the Coronet theater. Miz Brown’s, Red Roof, Doggie Diners, Mel’s and Zims were the hang outs for all our school buddies. Tic Tock on 3rd st, next to Isslas Creek, they also had on way out on 3rd. I think they also had one on Ocean Blvd. Someone mentioned Foster’s , there were lots of them around town, nothing special but decent cheap grub. High School special dinners went to the Tonga Room, went there a couple of years ago and it was pretty run down. In the old days parking was never a problem, now driving around town it’s a desaster, so we rarely come into town.
I am trying to figure out a name of a restaurant in Colma that was like a Joe’s it was on a corner, I think on Serramonte blvd before they tore it up etc, It’s not there anymore, it had a great bar, fireplace and was the place to meet family after a funeral. It was on the south-west corner, again back int he 70’s 80’s last time we went there was in the 90’s don’t see it on Goggle street view anymore.
What a great city to grow up at. Get on the bus, go down town for a nickle, steal 50 cents from your mom’s purse which bought you 2 cheeseburgers and a cook at the Pioneer Grill on Market and Van Ness.
Oh the old days…….

Serramonte spot with fireplace? The Peppermill? Really good food and great hang out!


Mister Jiu's Arrow

Chef Brandon Jew cut his teeth at Bar Agricole, and his cuisine is an inspired western take on traditional Cantonese cooking. In an airy East-meets-West space with floor-length windows, Mister Jiu's looks out onto Chinatown. Salvaged gold floral chandeliers nod to the restaurant's history, while sleek wooden tables equipped with lazy Susans for communal dining bring it into the present. The spacious tables accommodate family occasions or special events, so bring a crew if you've got one.


The History Of San Francisco’s Chinatown In 10 Dishes

Eastern Bakery, which opened in 1924, is the oldest bakery in Chinatown. Photos: Douglas Zimmerman.

In June, Food Republic is counting the many reasons to love Asian food in America right now. Here’s one of them.

Fans of Chinese food in America owe a debt of gratitude to San Francisco’s Chinatown. It’s the oldest Chinatown in North America, dating back to 1848, and currently the densest Chinese community outside of mainland China, packing in some 15,000 residents within a tight two dozen square blocks. With its narrow streets and distinctive architecture, the neighborhood has served as the backdrop for numerous films, including The Maltese Falcon, Big Trouble in Little China y Godzilla, and it was the birthplace for some of the most famous Chinese-Americans, like The Joy Luck Club author Amy Tan and the great kung fu movie star Bruce Lee, who was born at San Francisco Chinese Hospital. But perhaps the area’s greatest contribution to American culture appears on the plate.

Pick a dish from the menu of your favorite Chinese restaurant in the U.S. and chances are you can trace its origins, or at least its North American debut, back to this veritable culinary incubator. “Chinatown was the epicenter for Chinese community going back to Gold Rush days, so much of what became Chinese-American food came from there,” says San Francisco restaurateur George Chen. “Chop suey, egg foo yung, moo goo gai pan, shrimp in lobster sauce were all invented in Chinatown.”

Chen has witnessed some of that history-making firsthand. During the 1970s, he worked as a server at the legendary Cecilia Chang’s hugely influential restaurant, Mandarin, which is widely regarded as the nation’s first upscale Chinese restaurant and the first to introduce many Americans to dishes beyond the long-dominant Cantonese style of cooking — dishes like Peking duck and hot and sour soup.

House of Nanking has been a Chinatown favorite since 1988.

Today, Chen is determined to make history himself by creating a massive 30,000-square-foot eating, drinking and shopping complex in Chinatown called China Live – a sprawling monument to Chinese food in America. This ambitious newcomer may lessen the sting over some significant recent losses to Chinatown’s rich gastronomic legacy. Historic Sam Wo closed earlier this year after more than a century in business. So did Empress of China, a Chinatown fixture since the 1960s and the last grand dining house with a view.

Over the years, San Francisco’s vibrant Chinese community has expanded beyond Chinatown into other neighborhoods, like Parkside, the Sunset and the Richmond, and that’s where you’ll find much of the best Chinese food in the city today. Here, we trace the rich history of the city’s Chinese food culture through 10 restaurants, from hand-pulled noodles and Halal cuisine to a couple of young chefs on a serious Sichuan Mission.

Traditional Cantonese: R&G Lounge
Historically, Chinese food in San Francisco has been largely influenced by one dominant style. “Back in the 1850s — and for over 100 years — the food was by people coming from the Guangdong province, popularly known as Cantonese,” says Chinese-American historian Philip P. Choy, author of San Francisco Chinatown: A Guide to Its History & Architecture. Today, perhaps the best rendition of Cantonese cooking can be found at R&G Lounge, which has been packing in Chinese families around Lazy Susans for every kind of celebration since 1985, long before Anthony Bourdain was raving about the place (reservations recommended). Traditional Cantonese specialties like bird’s nest and bitter melon soup are served here, much like they appeared at old-school Chinatown banquets back in the day. But what the restaurant is most famous for is its signature Live Crab With Salt & Pepper, which showcases the region’s well-known Dungeness crab in its most deliciously battered, fried and imminently sharable form. It’s the perfect example of what delicious things are possible when foreign influence meets local ingredients. 631 Kearny St., San Francisco, CA 94108, 415-982-7877 rnglounge.com

The weekday crowd gathering at Hong Kong Lounge.

Dim Sum: Hong Kong Lounge
Dim sum is the time-honored Cantonese tradition of bite-sized foods served with tea, often arriving in steamer baskets or on small plates. In China, the custom dates back to the Sung Dynasty (circa A.D. 960-1279). In San Francisco, which is widely credited for first popularizing dim sum in America, the tradition is widespread, from upscale legend Yank Sing to longtimer Ton Kiang to newcomer Mama Ji’s. Presently, though, the best modern incarnation of the ancient practice can be found at Hong Kong Lounge, which opened in 2008, and Hong Kong Lounge II, which opened in 2011. In her book, The Woman Who Ate Chinatown, the late local author Shirley Fong-Torres noted, “If a restaurant is dominated by Asians who are dining happily, you’re in the right place.” If that’s true, then both HK locations fit the bill quite nicely. Here, Chinese families fill up on baked pork buns and har gow (shrimp dumplings), but it’s items like coffee pork ribs, egg yolk almond balls and shrimp noodle rolls that make it one of the Bay Area’s top dim sum options. 5322 Geary Blvd., San Francisco, CA 94121, 415-668-8836 and 3300 Geary Blvd., San Francisco, CA 94118, 415-668-8802

Eastern Bakery’s famous mooncakes (right) attract visitors from all over.

Shanghai-Style Soup Dumplings: Dim Sum Club
The arrival of xiao long bao (XLB), or Shanghai-style soup dumplings, is just one example of the different regional styles of Chinese cooking that began to appear in San Francisco (and America at large) following the landmark Immigration and Nationality Act of 1965, which ended longstanding restrictions on Asian immigration and opened up the floodgates of culinary influence from across the Far East. “With the changed immigration policy, Chinese from all over brought their culture and their regional cuisine,” says historian Choy. Shanghai-style dumplings, filled with hot broth and meat, became popular at places like the scenic Harbor Village, which operated in the city’s Financial District from 1985 to 2005. Currently one of the best places for this Shanghainese specialty is not a Shanghainese restaurant at all. It’s the Cantonese-leaning Dim Sum Club, located in the very non-Chinese-sounding Da Vinci Villa Hotel, where the underrated “Shanghai dumplings” rank among the freshest in town. 2550 Van Ness Ave., San Francisco, CA 94109 dimsumclub.org

Mooncakes: Eastern Bakery
San Francisco is home to several Chinese bakeries, specializing in things like ever-popular egg custard tarts (dan tat) or mooncakes, the circular-shaped pastries filled with fruit, sweet bean paste and egg, a popular treat during Chinatown’s annual Autumn Moon Festival. There’s a specialist for every baked good you might fancy, whether dreamy coconut buns at AA Bakery in Chinatown, curry buns at Lung Fung Bakery, or char siu bao (steamed pork buns) at Wing Lee Bakery. Eastern Bakery, which opened in 1924, is the oldest in Chinatown, turning out pineapple buns, coffee crunch cake and gelatinous bak tong go (sugar sponge cake). But its mooncakes are most famous. 720 Grant Ave., San Francisco, CA 94108, 415-982-5157 easternbakery.com

Hand-Pulled Noodles: House of Pancakes
Hand-pulled noodles (called lamian) are a centuries-old Chinese tradition, originating from northwestern China but still rather uncommon in the States. A few places in San Francisco serve them. Perhaps the best place is the one with the most misleading name: House of Pancakes, a humble restaurant that serves a menu of paper-thin “pancakes,” layered with the likes of minced meat or green onions. But catch a peek through the kitchen-door window and you might see one woman back there, hand-pulling noodles, while locals cozy up at a handful of tables. Though hand-pulled noodle stations at Martin Yan’s MY China are more of a spectacle, the noodles at House of Pancakes are homemade, chewy and delicious, served in broth. 937 Taraval St., San Francisco, CA 94116, 415-681-8388

Afternoon hot pots at Old Mandarin Islamic Restaurant.

Chinese Halal Cuisine: Old Mandarin Islamic Restaurant
Chinese halal — the cuisine of the Hui (ethnic Chinese Muslims) — is a rare find in the U.S. Even in modern San Francisco’s diverse Chinese food scene, it’s quite the anomaly. Old Mandarin Islamic is the city’s one Chinese-Muslim restaurant, located just a few blocks from the ocean. Open since 1997, the family-run restaurant specializes in Beijing-style hot pot, with stews prepared in simmering copper pots right on the table in front of you. Peking beef pancakes are a house favorite, as are juicy lamb dumplings. But no pork! (This is a swine-averse halal restaurant, remember.) For a real palatal challenge, try the la si ni, or “extremely hot pepper,” which, beyond some bits of chicken and egg, is exactly like it sounds. 3132 Vicente St., San Francisco, CA 94116, 415-564-3481

Shaanxi Cuisine: Terra Cotta Warrior
Not familiar with Shaanxi (shahn-shee) cuisine? Then journey to the Outer Sunset to perpetually packed Terra Cotta Warrior for a taste of food from the Shaanxi province in northwestern China, known for its intense sour, spicy and salty flavor profiles and preponderance of noodles. The chef and much of the staff come from Shaanxi, so the region’s bold flavors permeate, whether in popular mian pi (steamed noodles, served cold, vivid with cucumber, black vinegar and chili oil) or comforting lamb soup. 2555 Judah St., San Francisco, CA 94122, 415-681-3288

House of Nanking, while touristy, plays an important role in the history of Chinese food in San Francisco.


14 San Francisco Restaurants You Need to Visit from Diners, Drive-Ins and Dives

Al agregar su correo electrónico, acepta recibir actualizaciones sobre Spoon University Healthier

Guy Fieri has visited his fair share of restaurants on Diners, Drive-Ins, and Dives, but we narrowed it down to these 14 spots in the Bay Area for you to check out. From food trucks to renovated garages, these spots are both unique and full of good food, so don’t be shy to dig in and grab a greasy bite, and don’t forget the napkins!

Nopalito

Photo courtesy of @nopalitosf on Instagram

This Mexican kitchen serves up sustainable and organic food at its two locations, changing the menu daily to showcase fresh ingredients. In addition to tacos, enchiladas, and tamales, Nopalito makes fresh paletas and Mexican cold brew, perfect for the summer months.

Koja Kitchen

Photo by Caroline Hashagen

KoJa is a special Korean and Japanese fusion sandwich with fried garlic rice buns. Initially just available from a food truck in 2011, Koja Kitchen now offers a more extended menu at their restaurant. Choose from inventive items such as teriyaki tacos, short rib koja, and the famous kamikaze fries. These aren’t your average waffle fries as their topping is korean bbq beef, kimchi, mayo, red sauce, and green onions.

The Front Porch

Photo courtesy of thefrontporchsf.com

This cozy eatery offers Southern style comfort food either for dinner, or brunch on the weekends, all in a repurposed garage. You can’t go wrong with the spicy shrimp and grits, blue crab hushpuppies or a large order of beignets. If you’re looking for soul food, this is the place to go.

Tommy’s Joynt

Photo courtesy of Tommysjoynt.com

Famous for their roast turkey, this restaurant has been serving up food in a casual hofbrau style for more than 60 years. Whether you’re stopping in for a dinner plate, or just a sandwich, you can count on Tommy’s to offer lots of ambiance with your meal. Plus, their low prices can’t be beat.

Showdogs

Photo courtesy of showdogssf.com

Offering a wide variety of sausages, this San Francisco joint elevates the traditional hot dog. Everything is made in house, including all the sauces and hot dogs. If you’re not feeling a dog, their menu also offers salads, sandwiches, and different types of fries. Guy Fieri opted for a fried chicken sandwich and was not disappointed by its “out of bounds” flavor.

HRD Coffee Shop

Photo courtesy of @hrdcoffeeshop on Instagram

This trendy place cooks up multi-cultural cuisine, or “Global Fusion” as the head chef calls it. Their unique menu boasts foods such as kimchi burritos, curry platters, po’boys, and cheese-steaks. If you’re intrigued by the concept of fried rice stuffed inside a burrito, head on over to this “coffee shop” to try it for yourself.

Grubstake Diner

Photo courtesy of @grubstakesf on Instagram

Half of this old restaurant is in an old rail car that used to take riders around the Bay Area. Their food is mostly traditional diner fare, but if you’re looking for something a little more adventurous, head over the Portuguese corner, a portion of the menu offering dishes with a portuguese twist. Starting in 2016 they now also offer a large selection of craft beers.

Sol Food

Photo courtesy of Sol Food Restaurant

A Bay Area favorite, this restaurant offers a variety of traditional Puerto Rican food. Their menu includes a variety of plantains, sandwiches, and combination plates. Stop in for breakfast and you can choose from breakfast sandwiches, coconut milk french toast, and various egg dishes. And don’t forget the limeade! (or orange-mango iced tea if that’s more your thing)

Pier 23 Cafe

Photo courtesy of Pier23cafe.com

If you’re in the mood for waterside dining, head on over to Pier 23 Cafe for some fresh seafood and live music. House favorites include: fish and chips, fish tacos, roast crab, and the catch of the day. Also check them out for brunch, we’re intrigued by the crab cake benedict.

Pica Pica

Photo courtesy of picapica.com

Pica Pica offers Venezuelan food, and surprisingly everything on their menu is gluten free. Their signature dish is the arepa, a grilled corn pocket stuffed with meat, beans, plantains, cheese, or vegetables. To start, they recommend yuca fries or sweet fried plantains.

El Nuevo Frutilandia

Photo courtesy of frutilandiasf.com

This small family-owned restaurant has been cooking up Cuban and Puerto Rican food for over 40 years. From ceviche to plantains to traditional cubanos, they’ve got it all. If you’re interested in tapas, head on over for happy hour and you won’t be disappointed.

Señor Sisig

Photo courtesy of senorsisig.com

With no set location, this Filipino Fusion Food Truck offers food all over San Francisco. A unique take on the classic Filipino sisig, the majority of the dishes are made with pork shoulder that has been marinated for over 24 hours and then cooked. You can get this sisig meat in a burrito, taco, fries, nachos, salad, or with a side of rice. (Chicken and tofu are available if pork isn’t your thing)

Miller’s East Coast Deli

Photo courtesy of millerseastcoastdeli.com

With a menu full of East Coast staples and dishes inspired by New York, this deli brings a taste of the East Coast to San Francisco. The offerings are extensive and include burgers, hoagies, reubens, pastrami, french dip, and hot dogs, just to name a few. Brunch is offered on the weekends.

Broken Record Bar

Photo courtesy of @brokenrecordbar on Instagram

The back of this extensive bar is home to Hood Grub, offering a small menu of tasty food. Some of their crazier items include PBR battered PB & J, Beer Battered Nutella Stuffed French Toast, and Moroccan spiced pot pie. Head on over to grab a bite and maybe a drink or 2.